Cambiar el suelo de tu casa



Una de las acciones de reforma que puede transformar radicalmente el aspecto de nuestras casas es la renovación de los suelos. Sustituir un pavimento anticuado o dañado por el paso del tiempo por una de las nuevas propuestas que ofrece el mercado de hoy en día, supondrá un cambio radical que te permitirá gozar de ambientes más actualizados, cálidos y confortables.

Aunque en principio, puedas pensar que se trata de un tipo de reforma importante, hay diferentes opciones que te permiten ejecutarla de manera rápida y sencilla.

En función de tu estilo decorativo y necesidades, podrás escoger entre diferentes propuestas de pavimentos: parquets de madera natural para los que buscan la elegancia y nobleza que este material transmite; pavimentos laminados o vinílicos para los que exigen funcionalidad y estilo en un mismo material; cerámicos y porcelánicos para decorar ambientes tradicionales; y pavimentos continuos como la resina o el microcemento para vestir los suelos con un estilo más contemporáneo.

Descubre cuales son las características y diferentes opciones que proporciona cada tipo de pavimento, para que puedas escoger la alternativa que mejor se adapte a tus gustos y necesidades.

· Madera: calidez, belleza y elegancia

Los pavimentos de madera natural o los laminados sintéticos, que imitan a la perfección la apariencia de la madera, son una de las mejores alternativas para los que buscan calidez y elegancia.

El parquet de madera natural es ideal para crear ambientes confortables y acogedores. Principalmente se instalan para vestir zonas como el salón, el comedor o los dormitorios. En lamas de gran formato o instalados en forma de espiga, actualmente una de las últimas tendencias decorativas.

El parquet laminado de PVC es perfecto para instalarlo en zonas húmedas como el baño o la cocina. Podemos disfrutar de la calidez que transmite su acabado y la resistencia a las manchas y abrasión que ofrece el producto, además de su fácil mantenimiento.


· Porcelánicos y cerámicos

El gres porcelánico es un tipo de cerámica que presenta una baja absorción del agua y una gran resistencia mecánica, lo cual permite fabricarlo con grosores muy delgados y formatos muy grandes. Se puede instalar en cualquier tipo de espacios y superficies, tanto para revestir paredes como pavimentos, en interior o exterior.


Suelos cerámicos de última generación

Las nuevas tecnologías permiten diseñar azulejos cerámicos que reproducen diferentes tipos de acabados y diseños. Escoge este tipo de suelos que imitan la madera o la piedra si quieres conferir naturalidad a la estancia. Para ambientes de tendencia más retro, te puedes decantar por los dibujos que recuperan motivos tradicionales del pasado, como por ejemplo los pavimentos hidráulicos.


· Suelos continuos, tendencia actual

Una de las tendencias decorativas del momento son los pavimentos continuos. Son suelos sin juntas y de apariencia industrial, los suelos de microcemento, linóleum y resinas epoxy son ideales para reformas: Gracias a su gran adherencia podrás aplicarlos directamente sobre el suelo original, sin tener que quitarlo.

Resina epoxy

Es una de las mejores opciones para renovar el suelo de tu casa de una manera rápida, económica y casi sin levantar polvo. Se trata de un polímero que recubre la base existente, a partir de un estado semilíquido que se transforma en un material sólido, duro y muy resistente, de manera que resulta perfecto si no quieres eliminar el suelo existente. Lo puedes instalar tanto en interiores como en exteriores. En los baños puedes utilizar la resina epoxy para cubrir el interior de la bañera o la ducha, ya que también es altamente resistente al agua.

Microcemento

Se puede aplicar encima de cualquier superficie firme: morteros de cemento, mármol, terrazo, yeso, pladur, etc. Decántate por el microcemento si quieres dar a tu hogar un toque contemporáneo, con alguna de las tonalidades grises más habituales. Ahora bien, si lo prefieres, podrás escoger un acabado en una amplia gama de colores y en acabados mate, satinado o brillante.


Pavimentos de linóleum

Se fabrican con diferentes tipos de materiales, con el aceite de linaza como elemento fundamental, mezclado con diferentes tipos de resinas, polvo de corcho, piedra caliza, materiales de origen natural y biodegradables. Podrás encontrar este tipo de material en una amplia variedad de colores y diseños, en texturas lisas, generalmente brillantes.


Recuerda que en Clara Lleal INTERIORISTA te ayudamos a escoger e instalar el pavimento que más se adapte a tus gustos decorativos y necesidades!